The MIM Cup!

Manuel Gener Bago, alumno del MIM, nos cuenta su experiencia del MIM Cup (English translation below)

Pipií, pipipí, pipipí…Apagué la alarma más rápido que cualquier otro día, a esta hora de la mañana se entremezclaba sueño y emoción, pero hoy era un día distinto…¡Por fin llegó la MIM CUP! Ya era hora de descansar un poco y embriagarnos de ese cócktel formado por fútbol, gymkhana y networking.

Se respiraba ambiente festivo en las instalaciones del Canal. Temperatura de ambiente 15º, humedad relativa 57%, altura de la hierba 4cm. Todo estaba preparado para el choque de magnates (cada sección representaba a un american tycoon) entre las secciones para demostrar quiénes éramos los verdaderos “jugones” del deporte rey. No faltó nada. Cánticos de aficiones, pelucas rosas, goles, tanganas propias del deporte y dos justos vencedores: Vanderbit team como primero del torneo y Rockfeller con su divertida y flamante afición.

Dejamos el deporte a un lado para enlazar por la tarde con la ajetreada, divertida y apasionante gynkhana. No hay palabras para describir como muchos de nosotros bailamos sevillanas en mitad de Madrid, haciendo gala de un arte que ni un andaluz como yo había visto desde hace tiempo. Quedarán para el recuerdo todas las fotos y vídeos subidos para concluir las pruebas, cómo hicimos aplaudir a más de una decena de personas en la Plaza Mayor, cómo remamos en el Retiro, con qué estilo hicimos el egipcio en el templo de Debod y cómo corrimos por la calle para realizar el resto. Y sin previo aviso, antes de realizar la última prueba, hizo su aparición la temida lluvia para que el vencedor convirtiera en épica su victoria y recogiera su ansiado premio: una pinta y demás delicias irlandesas en el bar donde esperaban los jueces y verdaderos magnates del MIM: Adriana y Martin. Allí, el equipo Carnegie se coronó vencedor mientras seguíamos con la ardua tarea de conocer a todos los estudiantes del MIM con una buena sesión de networking.

Concluido el día me voy a la cama, tengo agujetas y puede que un catarro por la lluvia. Da igual, hoy ha sido un día especial. Compañerismo, equipo, deporte, estrategia y superación han sido los vencedores de esta jornada. Hoy nosotros y el IE nos hemos olvidado del aula para aprender otras facetas, otros aspectos que son igual o más importantes qué simplemente estudiar. Lo siento, estoy cansado y no puedo escribir más. Mañana será otro día y la alarma volverá a sonar.

Details